¿Donde puedo ir a ver el cielo?

Viernes 4 de Noviembre, son las 7:12. El vagón del tren tiembla anormalmente, parece anunciar un mal presagio. Tres personas árabes/musulmanes/marroquíes sentadas en el lateral izquierdo tienen en su poder una mochila por cabeza, su contenido… podría ser comida para su jornada de trabajo, podrían ser libros o incluso podría ser la muerte. Mi mente activa el mecanismo del pánico y empieza a dudar de la bondad de dichas personas, quizás son más humildes y amigables que los propios Catalanes/Españoles que viajamos en el tren, o quizás son fervientes creyentes con un odio incipiente contra el occidente cristiano.

Te planteas que ocurriría si hoy fuese el día en el que dices adiós al mundo, curiosa palabra… “adiós”. ¿Los supuestamente cristianos iríamos al lado de Dios? ¿Los musulmanes irían al lado de Alá? Si aceptamos un ser creador, ¿Dios y Alá no son la misma entidad? Por tanto, ¿Volveríamos a estar todos juntos en el cielo? Pecadores y puritanos, puritanos y pecadores volverían a enfrentarse en un paraíso divino por creerse poseedores de la verdad. Si Dios/Alá estuviese allí, se plantearía volverlos a traer a la tierra dado que no han aprendido aún la lección.

Decir que no soy creyente es seguramente incorrecto, creo en todo aquello que se puede demostrar científicamente y creo que todo aquello demostrado puede ser invalidado por nuevas teorías/experimentos. Sin embargo, me encuentro en medio de una guerra que lo único que me aporta es miedo. ¿Culpa de los musulmanes radicales? ¿Culpa de los cristianos radicalmente encubiertos (Sr. Bush, Sr. Aznar, pueblo consentidor, …)? Todos tenemos culpa, todos somos pecadores según las doctrinas religiosas que ni los propios religiosos son capaces de cumplir.

Si hoy fuese mi último día moriría vacío, ¿Qué he aportado a este mundo? Nada. Seguramente es la sensación que tienen la mayoría de los seres humanos al llegar al final de su camino, me gustaría poder aportar más de lo que he aportado. He querido y quiero a muchas personas de mi vida, las echaría mucho de menos… curiosamente hablo como si hubiese algo más allá de la muerte, supongo que aunque no crea en el cielo, mi educación occidental me sigue teniendo encadenado. En cualquier caso, voy a dejar este dialogo porque no quiero ponerme melancólico.

Seguramente, este miedo puntual que podemos tener en occidente no es nada comparado a lo que seria vivir en lugares como Palestina. Pero aún así, cualquier sociedad debería poder liberarse de dichos temores. El miedo a morir por un accidente puede ser racionalmente aceptado, el miedo a morir por un enfrentamiento entre religiones irracionales no puede ser tolerado.

Por supuesto en todos los lugares hay personas de todos los tipos, radicales, moderados, pacifistas… pero por mis experiencias personales creo que la religión en general, aun siendo no creyente o moderado, puede fomentar un cambio en la persona hasta llegar al radicalismo más incoherente. ¿Porque no olvidarnos de los dogmatismos? Si fuésemos capaces de eliminar de todas las religiones las capas superfluas y conflictivas, si no nos importase que detrás de ellas hay un Jesús o un Mahoma, veríamos que los valores éticos son denominador común de todas ellas.

Los valores éticos deberían formar la “religión” del futuro, si a ello, cada persona quiere añadir de forma individual y personalizada su propia teoría (e.g. la existencia de un cielo donde reunirse con sus seres queridos) debería ser tolerado siempre y cuando sea tratada de creencia personal, fe no demostrable. ¿Puede el ser humano vivir sin este tipo de creencias que hagan menos dura su existencia? No es fácil perder a un ser muy cercano, y quizás no estamos preparados para ello, pero esto no debe cegarnos en la imposición de nuestras ideas.

En cualquier caso, el elemento que se debería transmitir de generación en generación, de padres a hijos, de profesor a alumno, debería ser siempre esa ética libre de fe no demostrable. La “fe” puede tener varias connotaciones, yo tengo fe en que Japón existe. No obstante, nunca he estado en Japón, nunca he pisado suelo japonés pero creo en las personas que dicen que es real. ¿Es comparable a la fe religiosa? No, cuando quiera puedo ir a ver Japón y demostrarme a mi mismo que existe sin consecuencias mayores. ¿Donde puedo ir a ver el cielo?

4 thoughts on “¿Donde puedo ir a ver el cielo?

  1. Es curioso eso que dices, porque yo también lo he pensado muchos días por la mañana, cuando iba en coche a la Universidad. Piensas lo fácil que sería que se acabara todo por culpa de un accidente, y te planteas que para qué llevas todo este tiempo trabajando, levantándote pronto, empezando nuevos proyectos y demás.

    Pero bueno, es algo que siempre está ahí, la vida es frágil, muy frágil.

  2. Para ver el \"CIELO\", solo tienes que mirar para arriba en un lugar al aire libre. Puede ser un parque, un campo, una cancha de juego. Allí vas a ver el cielo, del que hablas. Te digo del que hablas, por que como tu dices, con toda razón y entendimiento, necesitas algo que te conste de que existe, lamentablemente no hay nada, ni nadie en la tierra, que te demuestre, \"el cielo\" del que habla un cristiano o un musulman. Soy Analista Programador, adoro la ciencia, y mi rama favorita es la Física Matemática. Soy seguidor de muchos Astro físicos y físicos de partículas y creo profundamente en que todo, del minísculo lado físico que nos rodea, tiene su razón y su esencia explicable. Pero para entender a esas personas de las que hablas, que ven un supuesto cielo, y creen en un supuesto Dios… tienes que renunciar a tí y a tu existencia… como ser de carne y hueso… es muy dificil… por que a muchos les cuesta… es un miedo terrible y una rabia por tener que aceptar y reconocer lo inexistente, pero te aseguro, que cuando trasciendas a ese mundo, habras logrado superar todas las dudas que reflejas en tu Blog. Saludos… http://www.facebook.com/aebordones

Leave a Reply

Your email address will not be published.